Los 8 mejores lavavajillas

A la hora de ahorrar tiempo en la cocina, merece la pena elegir el mejor lavavajillas. De hecho, es difícil imaginar la vida sin este electrodoméstico una vez que lo tienes.

Con esta guía, podrás encontrar fácilmente el modelo adecuado para ti y tu familia. De hecho, existe una gran variedad de equipos en el mercado; sin embargo, la clave para garantizar un buen resultado de limpieza es asegurarse de usarlos de manera eficiente y efectiva. Solo así podrás guardar tus guantes de goma para siempre en un cajón.

Los mejores lavavajillas

Si ya tiene experiencia con este tipo de electrodomésticos, seguramente sabrás qué características buscar en función de lo que necesitas a la hora de lavar tu vajilla.

Esto incluye, por ejemplo, la cantidad de vajilla que puedes colocar representado por número de comensales, el tipo de programas que necesita utilizar, la flexibilidad de carga, así como por supuesto todos los aspectos relacionados con el consumo de agua y electricidad,

sobre todo si utilizas la unidad todos los días. Es importante evaluar el nivel de clase energética en el que se encuentra: cuanto más eficiente es, más ahorro a corto y largo plazo.

A continuación, te presentamos los mejores lavavajillas:

1. Lavavajillas empotrable Candy CDI 1L38-02

Candy CDI 1L38-02 Totalmente integrado 13cubiertos...

Ver precio en AMAZON

Este modelo, fabricado en clase energética A+, tiene un consumo energético ‘off-mode’ de 0,1 W. Ofrece 6 programas de lavado y te ofrece la posibilidad de ajustar el cesto superior. El sistema de autolimpieza del filtro es muy práctico. El nivel de ruido es de 53 dB. El equipo mide 59,8 cm de ancho por 55 cm de profundidad.

Características principales:

  • Cuenta con una especial atención al consumo de agua y electricidad, pues se encuentra en la clase energética A+.
  • El filtro está diseñado con un sistema de autolimpieza.
  • La emisión acústica del aparato es de solo 53 dB.

Especificaciones:

  • Marca: Candy
  • Número de comensales: 13

2. Lavavajillas Candy CDCP 6/E

Candy CDCP 6/E - Lavavajillas pequeño, 6...

Ver precio en AMAZON

Diseñado para satisfacer pequeñas necesidades de lavado, este equipo tiene una estructura compacta de 60,5 x 55,5 x 51 cm.

Cuenta con pantalla LED y 6 programas de lavado. Es de clase energética A+ y garantiza bajas emisiones de ruido, pues el nivel de ruido que emite es de tan solo 51 dB. Su exterior blanco te permitirá integrarlo en cualquier ambiente de cocina.

Características principales:

Su tamaño compacto te permitirá instalarlo, aun en espacios pequeños.

Especificaciones:

  • Marca: Candy
  • Número de comensales: 6

3. Lavavajillas empotrable Indesit DIE2B19A

Indesit Lavavajillas integrable DIE2B19A

Ver precio en AMAZON

Este es un modelo totalmente retráctil de clase energética A+. Su consumo energético anual es de 295 kWh. Este lavavajillas opera emitiendo tan solo 49 dBA, lo que lo hace un modelo particularmente silencioso.

Sus dimensiones son las siguientes: alto 82 cm, ancho 59,5 cm y profundidad 55,5 cm. Tanto las patas como el cesto superior son ajustables. Incluye un portavajillas y un portacuchillas. Entre sus programas se encuentran los siguientes: Normal, Eco 50, Eco, Prelavado, Intensivo 65 grados.

Características principales:

  • Destaca por su bajo consumo de energía y agua.
  • Sus patas ajustables te facilitarán integrarlo a tu cocina en función de sus características.
  • El panel frontal es de color blanco

Especificaciones:

  • Marca: Indesit
  • Número de comensales: 13

4. Lavavajillas autoportante Beko DFN05311W – el mejor con sistema anti-desbordamiento

Beko DFN05311W lavavajilla Independiente 13...

Ver precio en AMAZON

Este equipo autoportante tiene una puerta blanca, lo que simplificará la tarea de integrarlo en los distintos entornos. Su emisión acústica es de 54 dB y tiene una clase de eficiencia energética A+.

La cantidad de agua que emplea por ciclo es de 14 litros. Sus dimensiones son: ancho 59,8 cm, profundidad 60 cm, altura: 85 cm. Cuenta con 5 programas distintos y un botón para media carga. La función de inicio tardío es muy conveniente, ya que te permitirá activar la máquina con total autonomía durante la noche, ahorrando así energía.

Características clave:

  • Con su diseño en color blanco no será tarea difícil integrarlo a tu cocina.
  • Su clase de eficiencia energética es A+.
  • Gracias a su función de inicio tardío, podrás activar el aparato con total autonomía.

Especificaciones:

  • Marca: Beko
  • Número de comensales: 12

5. Lavavajillas totalmente empotrable Bosch Serie 4 SMV41D00EU

Bosch SMV41D00EU lavavajilla Totalmente integrado...

Ver precio en AMAZON

Su función Active Purity Plus garantiza la máxima higiene gracias a su sistema de limpieza antibacterias. Esto es posible ya que, durante el lavado, el nivel de temperatura asciende hasta los 70°C, y la mantiene durante unos 10 minutos.

Gracias a su motor sin escobillas EcoSilence Drive, este modelo resulta eficiente, rápido y silencioso (46 db) y ajusta con exactitud la presión del agua sobre la vajilla, de esta manera, se logra un tratamiento adecuado para cada tipo de carga. Todo ello para utilizar menos agua, menos energía y tener siempre unos resultados impecables. Con la función de secado, no habrá plato que este equipo no pueda dejar libre de gotas de agua.

Características principales:

  • El equipo tiene una clase energética A+.
  • Ofrece un programa específico para la limpieza de vasos.
  • El motor es silencioso, con una emisión acústica de 46 dB.

Especificaciones:

  • Marca: Bosch
  • Número de comensales: 13

6. Lavavajillas Bosch SKS62E32EU

Bosch Serie 4 SKS62E32EU - Lavavajilla compacto,...

Ver precio en AMAZON

Este modelo tiene un nivel de emisión acústica de solo 48 dB, pues cuenta con un motor sin escobillas EcoSilence Drive. La presión del agua se ajusta automáticamente a la cantidad de platos y cubiertos que hayas cargado, lo que asegura un menor uso de agua y de energía, sin descuidar la limpieza de tu vajilla.

El equipo tiene una clase energética A+. Su consumo de agua por ciclo es de 8 litros, mientras que el de energía es de 0,61 kWh.

Características principales:

  • El motor sin escobillas garantiza bajas emisiones de ruido.
  • El consumo de agua y energía se optimiza en función de la vajilla a lavar.
  • Tiene una clase energética A+.

Especificaciones:

  • Marca: Bosch
  • Número de comensales: 6

7. Lavavajillas compacto Bosch Serie 6 SMS68II07E

Bosch SMS68II07E Lavavajillas Serie 6,...

Ver precio en AMAZON

Este modelo cuenta con cestos VarioFlex pro, que ofrecen una amplia gama de opciones de ajuste. Gracias a los puntos de contacto rojos y al sistema Rackmatic, podrás configurarlos fácilmente, y así optimizar la carga de platos.

El sistema contra inundación AquaStop, que consta de una tubería de suministro de doble pared, una válvula electromecánica y un sensor eléctrico, está constantemente activo. Su función IntensiveZone facilita la limpieza de cacerolas y sartenes.

Características principales:

  • Permite ajustar la posición de los cestos según las necesidades de la carga.
  • El sistema contra inundación es una protección segura ante cualquier pérdida.
  • Sus medidas compactas te permitirán instalarla en cualquier espacio de tu cocina.

Especificaciones:

  • Marca: Bosch
  • Número de comensales: 13

8. Lavavajillas de encimera Candy CDCP 6/E

Candy CDCP 6/E - Lavavajillas pequeño, 6...

Ver precio en AMAZON

Es un lavavajillas de encimera que se puede colocar fácilmente en espacios reducidos. Tiene una clase de eficiencia energética A+ y ofrece 6 programas de lavado con 5 niveles de temperatura diferentes con un consumo de agua de tan solo 7 litros por ciclo.

El ciclo Eco tiene más rendimiento en términos de consumo de energía y agua. Está diseñado para ahorrar agua y dinero al tiempo que garantiza resultados óptimos de lavado y secado. Tienes unas dimensiones de 60,5 x 55,5 x 51 cm (alto x ancho x profundidad).

Características principales:

  • Con el ciclo Eco obtienes resultados óptimos mientras ahorras agua y energía.
  • Puedes elegir entre 5 niveles de temperatura distintos.
  • Su particular diseño permite colocarlo prácticamente en cualquier lugar.

Especificaciones:

  • Marca: Candy
  • Número de comensales: 6

¿Cómo elegir el lavavajillas adecuado?

lavavajillas

Al comprar un lavavajillas, hay una serie de características que tienden a brindarte un mejor rendimiento y una vida más larga.

Quizás uno de los factores más importantes que hay que considerar a la hora de buscar el mejor lavavajillas es una tina de acero inoxidable. Si puedes costear un precio alto, una buena opción es un lavavajillas con tina de acero inoxidable, pues aceleran el proceso de secado, amortiguan el ruido y duran más que aquellos modelos de plástico.

También hay que tener en cuenta que una buena opción son aquellos que cuentan con cestos forrados de nailon, ya que suelen ser menos propensos a desgastarse con el paso del tiempo.

Muchos de los modelos de lavavajillas más recientes que ofrece el mercado están equipados con funciones más avanzadas, mucho más versátiles que los modelos con clásicos con controles manuales.

¿Qué tipos de lavavajillas elegir?

Comencemos esta guía con una rápida descripción general de los tipos de equipos disponibles.

  • Estándar

Un lavavajillas de tamaño completo debe poder contener entre 120 y 150 piezas de platos, cubiertos, cacerolas y sartenes, lo que equivale a 12 comensales. También puedes encontrar modelos más grandes para satisfacer tus necesidades de lavado hasta una capacidad máxima de 15 comensales.

Obviamente, si lavas una mayor cantidad de piezas al mismo tiempo, la capacidad puede variar. Las dimensiones de un lavavajillas estándar son universales para poder instalarlo debajo de la mayoría de las superficies de trabajo: aproximadamente 85 x 60 x 60 cm (largo x ancho x profundo).

  • Slim

También hay mucho espacio en un lavavajillas delgado que puede contener de 90 a 100 piezas por ciclo. Debe tener el espacio suficiente para lavar los platos de una pareja o una familia pequeña.

Su pequeño tamaño de 85 x 45 x 60 cm (l x a x p) te permitirá instalarlo incluso en espacios reducidos o tener más espacio de trabajo alrededor.

  • Compacto

Es una solución práctica para una pareja o una familia pequeña. Estos pequeños electrodomésticos se pueden colocar sobre una encimera, como si fueran lavavajillas portátiles. Aunque son de tamaño pequeño pueden contener hasta 60 artículos.

También se pueden encontrar en la versión de lavavajillas de cajón, con la disposición de dos puertas deslizantes separadas que se abren una debajo de la otra, para permitir el acceso a los respectivos cestos.

Las dimensiones de los lavavajillas compactos son aproximadamente 55 x 55 x 50 cm (l x a x p). Es como tener un gran horno de microondas en la cocina. Sin embargo, los precios no son proporcionales al tamaño más pequeño y algunos modelos cuestan tanto como un modelo de tamaño estándar.

  • Empotrable

Si eliges un lavavajillas empotrable, deberás conseguir un panel de revestimiento con tu proveedor, para que el electrodoméstico haga juego con el resto de los muebles en tu cocina.

De esta manera, lo ocultarás a la vista. El panel de control se encuentra en la parte superior interna del aparato y las dimensiones de la máquina pueden ser ligeramente más pequeñas que las de un modelo autoportante normal, es decir, aproximadamente 82 x 60 x 55 cm para una máquina de tamaño estándar y 82 x 45 x 55 cm para una versión delgada. También puedes encontrar algunos lavavajillas compactos empotrables.

  • Semiempotrable

Los modelos semiempotrables son similares a los empotrables, pero con una diferencia: el panel de control es visible.

¿Cuáles son los beneficios de lavar en un lavavajillas?

Los platos, vasos, cacerolas y cubiertos se desinfectan en el lavavajillas y una vez que los retiras, estarán más limpios que cuando los lavas a mano.

Las altas temperaturas de lavado del lavavajillas, más calientes de lo que pueden soportar tus manos, junto con la eficacia de los detergentes para este tipo de electrodomésticos juegan un papel importante en cuando se trata de obtener excelentes resultados.

Sin embargo, aunque pueden hacer milagros, no son máquinas milagrosas. Esto es lo que debes hacer antes de usar un lavavajillas.

  • Suciedad incrustada

La acción del lavavajillas no puede hacer mucho cuando hay suciedad incrustada y partes quemadas en las cacerolas.

Para aprovechar al máximo el potencial del aparato, se recomienda eliminar las impurezas más resistentes antes de colocar la vajilla y las sartenes en los cestos, así como utilizar el programa de enjuague si no se quiere hacer un lavado completo durante un tiempo.

  • Rociadores

Asegúrate de que los brazos rociadores puedan oscilar r libremente y que platos altos o voluminosos no obstruyan el movimiento.

  • Sarro

Si el agua en el área en la que vives es particularmente pesada, podría tapar los agujeros en los rociadores con el tiempo, lo que volvería ineficaz al aparato.

Para evitar una acumulación de sarro que pueda dañar la máquina, añade sal al suavizante cuando la luz indique que el nivel es bajo. Con un paño, limpia el filtro y la junta de la puerta después de cada uso, de lo contrario puede deteriorarse y causar fugas.

Características de los lavavajillas

Lavavajillas Winia Daewoo WVW13A15WW | Display |...

Toca echar un vistazo al rendimiento que ofrecen estos versátiles electrodomésticos.

  • Programas

La mayoría de los lavavajillas ofrecen una variedad de programas para lograr una eficiencia de limpieza óptima. Suele ofrecer al menos 3 programas: el principal, que opera con una temperatura de 65°C, un programa ecológico para lavado normal y un programa suave o delicado.

Los ciclos adicionales varían ligeramente según la máquina y pueden incluir un programa específico para vasos o una opción de media carga. Algunas modelos ofrecen una función de enjuague y mantenimiento para un nivel alto de suciedad.

Las modelos más avanzados suelen estar equipados con sensores que están diseñados para ajustar el tipo de programa en función de la carga de la máquina. Esto reduce o aumenta la cantidad de agua o enjuagues necesarios dependiendo de qué tan sucios estén los platos.

Sin embargo, algunas personas opinan que demasiadas opciones pueden resultar confusas. Por lo tanto, busca características que faciliten el uso de la máquina y ten en cuenta que los programas especiales como el de «delicado» solo valen la pena si los usas con frecuencia.

  • Inicio aplazado

Configura la máquina para que se inicie automáticamente después de un intervalo de tiempo. Es una opción útil si tienes la intención de encender el aparato por la noche, mientras duermes, y obtener así una tarifa de energía más barata.

  • Cestos

Los modelos básicos ofrecen menos funciones, pero las mejores máquinas cuentan con cestos inferiores ajustables o extraíbles y un cesto superior que podrás colocar a diferentes alturas, para aprovechar al máximo las cargas mixtas.

Cada marca tiene su propia forma de mover los cestos. Algunos electrodomésticos usan un sistema de clip para cambiar la posición del canasto superior, mientras que en otros es necesario quitar todo el canasto para colocarlo a una altura distinta.

También podrás encontrar lavavajillas con cestos superiores basculantes, que te permitirán aprovechar cada rincón.

  • Controles ocultos

Muchos modelos empotrables tienen el panel de control oculto en el borde superior de la estructura. Es la solución ideal si buscas un estilo más elegante para tu cocina.

  • Bloqueo de seguridad para niños

Si hay niños en casa, esta es una característica imprescindible en tu lavavajillas. Evitará que la puerta se abra durante algún ciclo.

  • Dispositivo contra inundaciones

Aunque es de esperar que nunca tengas que usarlo, esta opción te hace sentir más tranquilo.

Para contar con protección adicional, cuando vayas a comprar un lavavajillas, verifica que la manguera de entrada esté equipada con un sensor que detenga el suministro de agua en caso de fugas.

Algunas máquinas detectan los cambios de presión del agua en la parte superior del tubo de aspiración y una válvula de seguridad retira el agua.

  • Preenjuague

Es una función útil para enjuagar la vajilla mientras se espera un ciclo de carga completa.

  • Ciclo de secado

Los lavavajillas de tamaño estándar suelen tener un ciclo de secado. Esta función se puede realizar de dos formas: el primero es el secado con aire caliente, un método de secado más eficaz, pero que utiliza un poco más de electricidad.

En este caso, hay un elemento que calienta el aire para secar los artículos en el lavavajillas. El segundo método es el enjuague en caliente: consiste en utilizar el calor residual del enjuague final para secar la vajilla.

  • Sensor de agua

Se encarga de modificar la cantidad de agua utilizada controlando su grado de suciedad a medida que se bombea fuera de la máquina. Los sensores identifican cuando los platos están limpios y luego finalizan el programa de manera automática, lo que se traduce en un ahorro de consumo de agua y electricidad.

  • Indicadores para sales o abrillantador

Generalmente, estas luces se encuentran en el panel de control frontal externo o en el borde superior de un modelo empotrable. Cuando se encienden, se debe agregar a la máquina abrillantador o sal para lavavajillas.

El abrillantador ayuda a reducir el secado y dejar los platos brillantes y sin manchas, mientras que la sal para lavavajillas hace que el agua sea menos pesada.

  • Consumo

Existen lavavajillas que utilizan menos energía y agua, por lo que podrás encontrar modelos que sean más ecológicos. En general, cuanto más cara es la máquina, mejor es la eficiencia energética. Actualmente, muchos modelos incluyen sofisticadas funciones de ahorro de energía y de consumo en general.

  • Emisión acústica

En cuanto al nivel de ruido, los lavavajillas son uno de los pocos electrodomésticos donde los fabricantes siempre revelan las emisiones acústicas en decibelios. Los modelos más silenciosos rondan los 40 dB o incluso menos.

  • Configuración del nivel de dureza del agua

Para asegurarte de que tu máquina esté funcionando al máximo, deberás establecer el nivel de dureza del agua (si es el caso) debajo del tapón de sal.

Esto solo debe hacerse al comprar la máquina nueva o al mudarse a un área donde la dureza del agua es diferente.

Deberás comunicarte con tu compañía de agua local para averiguar la dureza del agua. El manual que se incluye con tu electrodoméstico te proporcionará instrucciones más detalladas sobre cómo cambiar el nivel. Muchas marcas brindan un soporte útil mediante videos en línea que ayudan resolver los problemas más comunes entre los usuarios.

¿Qué artículos no se deben colocar en el lavavajillas?

lavavajilla

Si bien un lavavajillas te hace la vida mucho más fácil, ten en cuenta que hay algunos artículos y materiales que, lamentablemente, deberás seguir lavando a mano.

Estos incluyen utensilios de cocina de aluminio (incluyendo el aluminio anodizado duro, revestimientos antiadherentes y de fusión), ya que estos materiales reaccionan con el detergente y tienden a decolorarse.

Incluso las sartenes de hierro fundido no deben lavarse en lavavajillas, de lo contrario se pueden oxidar. Asimismo, evita meter cubiertos con mangos de hueso, madera, perlas o plástico dentro de la máquina, ya que pueden romperse, hincharse y deformarse. Y si tienes piezas de porcelana o antigüedades pintadas a mano, nunca las metas al lavavajillas si no quieres que se decoloren o sufran roturas.

Cuidado con los cuchillos de cocina. De preferencia lávalos a mano para evitar el riesgo de que se dañen por golpes durante el lavado.

¿Cuáles son los principales programas de lavavajillas?

Lo más seguro es que no utilizarás más de dos o tres programas en tu vida diaria. Sin embargo, algunos ciclos pueden resultar útiles en algunas circunstancias. Veamos cuáles son los más habituales y para qué sirven.

  • Lavado automático.

El lavado automático o inteligente utiliza sensores que regulan la duración del ciclo y la cantidad de agua según el grado de suciedad de la carga.

  • Ciclo normal.

Es ideal para platos de uso diario y cargas con poco nivel de suciedad.

  • Ciclo intensivo.

Resulta útil para limpiar cacerolas y sartenes aptas para lavavajillas.

  • Lavado rápido.

El lavado o enjuague rápido solo es conveniente cuando no tienes suficientes platos para completar una carga.

  • Programa para vasos.

Tus vasos quedarán más secos y sin manchas.

  • Ciclo de sanitización.

Mata las bacterias y es ideal si alguien tiene un resfriado en casa.

  • Ciclos delicados.

Ideales para artículos frágiles o que se lavan a mano.

  • Ciclo de media carga.

Se encarga de lavar únicamente los pocos artículos colocados en la rejilla superior o inferior.

¿Por qué hay diferentes tipos de cestos?

Si es la primera vez que compras un lavavajillas, pronto descubrirás que no todas los cestos (es decir, los estantes en los que se colocan los platos sucios) son iguales. Algunos tienen un marco plegable, otros tienen un cesto adicional de tercer nivel en la parte superior y, lo mejor de todo, algunos tienen un espacio muy ajustado entre dientes, mientras que otros ofrecen más espacio para platos gruesos o fundas especialmente redondeadas.

Cuando vayas a realizar la compra, desliza los cestos hacia adentro y hacia afuera para asegurarte de que sean resistentes y se muevan con suavidad, y verifica cómo encajan. Si t fías de las ventas en línea, puedes leer la opinión de quienes ya llevan algún tiempo usando este electrodoméstico. Fíjate si los cestos pueden contener los objetos que lavas con más frecuencia, incluso aquellos que tienen una forma algo particular, como ciertos tipos de tazas y vasos.

Aquí hay otros aspectos que te sugerimos que evalúes con especial atención.

  • Cestos plegables

Los estantes de este tipo son ideales para apilar tazas y mini platos de servir pequeños.

  • Rejilla plegable

Una rejilla plegable te permite crear un espacio plano para colocar cuencos y cacerolas grandes.

  • Portavasos

El portavaso es una auténtica panacea si lavas muchas copas de vino. ¡Cuanto más seguro, mejor!

  • Cesto para cubiertos

Por lo general, se ofrecen dos cestos para cubiertos de diferentes capacidades, por lo que podrás elegir el que mejor se adapte a la cantidad de cubiertos que necesites lavar. Si lo colocas en el cesto superior, tendrás más espacio en la parte inferior para colocar las sartenes.

¿Cómo se fabrica la tina del lavavajillas?

Los dos materiales más utilizados para fabricar la tina del lavavajillas son el acero inoxidable y el plástico. Ambos pueden ser duraderos, pero preferimos el acero inoxidable.

Antaño, este material estaba reservado solo para los modelos más caros, pero, hoy en día, los depósitos de acero inoxidable se han hecho presentes en prácticamente todas las máquinas excepto en las más económicas. El acero inoxidable retiene el calor, se mantiene limpio y dura para siempre. Creemos que vale la pena el desembolsar un poco más.

Diseño del lavavajillas

Además de la puerta que se puede tapar con un panel a juego con la decoración de la cocina, hay una serie de detalles a tener en cuenta si pines especial atención en la estética.

  • Panel de control

En algunos modelos, el panel de control es claramente visible, por lo que se puede ver de un vistazo cuánto falta para que el ciclo termine, mientras que en otros; está oculto para dar una apariencia más elegante.

  • Manijas

Es más probable que las manijas de la parte delantera combinen con otros electrodomésticos de cocina, como el refrigerador o el horno. Las manijas de los modelos empotrables están ocultas y no sobresalen en la decoración de la cocina.

  • Acabado

El acabado puede ser en acero inoxidable, que en algunas marcas se inclinan por los tonos de acero inoxidable en negro, negro mate, blanco o bronce para añadir calidez y versatilidad. Si quieres aventurarte a algo nuevo, piensa en cómo armonizará el equipo con el resto de los electrodomésticos en tu cocina.

Y elijas lo que elijas, no olvides preguntar si el panel de la puerta es a prueba de huellas dactilares. Muchas marcas lo ofrecen y es una característica que, si la eliges, no te arrepentirás.

¿Qué es la clasificación energética?

Los lavavajillas se clasifican según el consumo de energía y el secado. Esta clasificación incluye una serie de niveles que van desde el A+++ más eficiente hasta el G.

Con ayuda de la etiqueta energética en cada modelo, podrás comparar las diferentes opciones de lavavajillas en función de la cantidad de energía que consumen y calcular aproximadamente cuánto te costará cada año al utilizarlo. En un lavavajillas, el consumo de energía está casi enteramente relacionado con el consumo de agua. Cuanta menos agua utiliza, menos energía consume. La clasificación suele ser diferente para el rendimiento de lavado y secado.

Elige un modelo con clasificación A para ambos, de esta manera obtendrás un buen rendimiento al mismo tiempo que cuidas el ambiente. Además, asegúrate de que tu modelo tenga un programa «ecológico» que utilice menos energía y agua.

Usa la configuración más fría posible para obtener resultados aceptables y asegúrate de que la máquina esté completamente cargada cada vez que la uses.

Y ya que estamos con las cuestiones ecológicas, intenta utilizar detergentes para vajilla biodegradables y sin fosfatos.

Mantenimiento del lavavajillas

Desconecta la fuente de alimentación antes de limpiarlo.

Limpia los filtros después de cada uso, donde quedan atrapados los restos de comida. Quitarlos y enjuagarlos es una tarea sencilla y rápida de hacer.

Los brazos rociadores deben limpiarse con una solución de jabón para platos, con una temperatura tibia y con jabón. Deje correr agua a través de la entrada de cada brazo rociador para revisar los orificios en busca de restos de comida y usa una aguja para eliminar los depósitos de sarro.

Limpia el exterior de la máquina con un paño húmedo y una solución de jabón para vajilla. Si no vas a utilizar la máquina durante algún tiempo, deja la puerta entreabierta para permitir que circule el aire y así evitar que se formen olores desagradables.

Si el lavavajillas no funciona correctamente, verifica que los cestos no estén sobrecargados, que nada obstruya el movimiento de los rociadores y que los filtros estén limpios. De vez en cuando, usa un producto especialmente desarrollado para descalcificar y refrescar la máquina; por lo general, podrás encontrar una gran variedad de este producto en los estantes de los supermercados.

Conclusión

A menos que te resulte relajante lavar los platos a mano, un lavavajillas es algo a lo que difícilmente puedes renunciar. Haz una buena elección hoy y tendrás una máquina que durará por mucho tiempo más.

No caigas en la tentación de elegir un lavavajillas basándote únicamente en el precio, ya que suele ser un ahorro falso y, a la larga, puede salirte más caro. Un lavavajillas económico puede consumir más agua y electricidad, tardar más en lavar los platos y no ofrecer el mismo rendimiento de limpieza que los modelos más caros.

Con el fin de ahorrar energía y agua, hemos elegido el modelo de la marca Candy. Este modelo no requiere prelavado para garantizar los mejores resultados, aun cuando su consumo de electricidad y agua es de clase energética A+.